Tratamiento y

Terapia de la ansiedad

La ansiedad es una de las formas de sufrimiento psicológico más comunes y diagnosticadas hoy en día. Supone el motivo de consulta más frecuente entre las personas que acuden a terapia psicológica. La terapia de la ansiedad y su tratamiento tiene que ser analizada y evaluada por un profesional para adaptarse a cada persona y situación.

Tipos y subtipos de ansiedad

En primer lugar, es necesario determinar si la ansiedad que se expresa es normal o no. Como es sabido, hasta cierto punto la ansiedad no es solo normal sino necesaria. Cuando afrontamos un reto próximo importante, como una entrevista o un examen, reaccionamos con ansiedad. Es la forma que tenemos de activarnos para rendir de manera apropiada. Es la respuesta primitiva de nuestro organismo preparándonos para “pelear o huir”.

Es muy importante no confundrila con el miedo. La diferencia más clara es que con la ansiedad no somos conscientes de sus causas pero si de los síntomas (molestias somáticas, disfunciones neurovegetativas, inhibiciones, etc.). Por ello es necesario tratar la sintomatología sin olvidarnos de aquellas circunstancias, conocidas o no, que la generaron en un primer momento. Podemos hablar entonces de esa ansiedad molesta que no es necesaria y puede llegar a ser patológica. Dentro de esta categoría podemos incluir los diferentes trastornos de ansiedad que se recogen en los manuales de psiquiatría:

  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastorno de pánico
  • Agorafobia
  • Fobia específica
  • Trastorno de ansiedad social
  • Trastorno de ansiedad por separación
  • Mutismo selectivo
  • Trastornos de ansiedad inducidos por sustancias
  • Hipocondría
  • Síndrome secundario de ansiedad
  • Otros trastornos de ansiedad o relacionados con el miedo especificados
  • Trastornos de ansiedad o relacionados con el miedo, sin especificación

Aspectos

Subjetivos

Además de estas categorías no podemos olvidar que además la ansiedad tiene un componente subjetivo: hay tantos tipos de ansiedad como personas. De cara a la terapia de la ansiedad no podemos olvidarnos de esto. Por poner algunos ejemplos:

  1. A veces descubrimos que hay una necesidad o un deseo frustrado, que permanece desconocido y genera ansiedad. Este deseo choca frontalmente con otro y como el perro del hortelano, ni se satisface uno ni permite que se satisfaga el otro.
  2. Otras veces vemos que el deseo o la necesidad es incompatible con la realidad. Si es así, tenemos que aprender a renunciar y elaborar la situación.
  3. Con frecuencia, el deseo si que puede ser satisfecho, pero necesitamos desarrollar nuevas habilidades para conseguirlo.

Cuando la ansiedad es el rasgo más claro y predominante podemos hablar de neurosis de ansiedad, si bien puede estar presente en otros diagnósticos.

Terapia de la ansiedad y tratamiento:

A grandes rasgos consta entonces de dos fases diferenciadas cronológicamente:

  1. Estabilización de la sintomatología: Ya sea con o sin apoyo farmacológico, el primer objetivo es disminuir el nivel de angustia y sufrimiento que genera la ansiedad. Este objetivo se alcanza con mucha facilidad y antes de lo que uno suele imaginar.
  2. Análisis de su génesis, desarrollo y mantenimiento: Una vez el síntoma ha remitido somos capaces de explorar aquellas causas, situaciones, deseos y necesidades que han dado lugar al problema de ansiedad. Esta resulta la parte más importante para conseguir vivir sin ansiedad y hacer que no reaparezca del mismo modo.

Más especialidades

¿Te interesan otros tratamientos? La psicoterapia puede ayudarte en muchos ámbitos

Intervenciones

¿Te preocupa algo personal? ¿es una cosa de pareja? ¿necesitas llegar a acuerdos con alguien?

Profesionales

Conoce a los profesionales que conforman Dyadis Psicología.